23 oct. 2008

Poema‏

Un poema para compartir, publicado en mi blog: http://simplespoesis.blogspot.com/




MADRE



Tu rostro arrugadito y el paso vacilante

delinean tu imagen del ocaso en tu vida,

es el otoño que dibuja tu semblante

y despoja las fuerzas de tu alma alicaída.



Divaga tu mirada por espacios lejanos

deambula tu mente por recuerdos borrosos,

muchos años de bríos que marchitan tus manos

gastadas de cuidar tus frutos prodigiosos.



Profusa descendencia, hijos, nietos, bisnietos,

tenemos el ejemplo de tu sabia nobleza

que nos inspira para superar nuestros retos

y guardarte cariño eterno a tu grandeza.



Madre, conmigo estás hasta en la lejanía,

pues amparas al niño de espíritu apacible

que, aún hombre curtido, guardo de noche y día,

el niño bueno a quien tu enseñaste sensible.



Alex Villanueva

0 comentarios:

Publicar un comentario