2 nov. 2008


Un poema para los hijos de nadie, responsabilidad de todos.
Ellos no son el mañana, hace mucho que son el presente y el momento de ocuparse es hoy.


Hijos de Nadie

Con las caritas pintadas de miedo
Y los ojitos opacos de rabia
Duelen las manos sucias de los ángeles caídos
Se estremece el cielo de ira
En el ciclo inexorable de tripas revueltas.
la Maldición de inocentes condenados
lagrima sola, de los hijos de nadie

Esta noche no es como todas,
No se escuchan dulces cantos en la lluvia
Hoy solo se sienten el frio llanto
Y el grito tormentoso de muchos niños

En las entrañas de un planeta de ciegos
Cesan la lluvia y su murmullo;
Pero el golpe certero fue dado
Porque aún considerados plaga
Ellos eligen la vida.
Ellos Son la vida.

Porque el hambre física duele casi tanto como el hambre emocional

Edmy Sandoval
San Cristobal, Táchira, Venezuela

0 comentarios:

Publicar un comentario